Fernando Delgadillo - Carta a Francia

Desde el sitio en donde siempre estoy pensando en ti,

con mi eterna obstinación.

Y anotando lo que siento que nos pasa aquí

aunque no sea lo mejor.

Cómo te extraño,

y cómo tengo miedo de perder los pasos,

de extraviar en algún lado las promesas y los sueños...

¿Cuál será el mejor camino?

Todos dicen: “este sí te va a llevar”.

Cada vez son muchos más los que se acercan

la gente siempre aplaude y temo tanto darme cuenta

que tan sólo condesciendan con mi modo de mirar

sin saber a ciencia cierta si comparten lo que digo,

si en verdad están conmigo, si conceden la importancia

y el valor que les concedo yo también.

Hoy necesito toda la noche para contar lo que he escrito

acerca de los que comercian con la música

sencilla y reciclada

y que nunca dice nada

--será que no tienen nada que decir.

Cómo quisiera

ver que el artista está buscando la manera

de hablar de todo lo que se ha vuelto importante,

y aun así nunca es bastante,

aún nos falta --y vaya si nos falta tanto a qué cantar.

En el mundo sólo miro dos extremos hoy,

y tú tan lejos de aquí.

(La nostalgia se me irá con el verano,

cuando vayas a venir.)

Cómo te extraño,

y cómo tengo miedo de perder mis pasos,

de extraviar en algún lado mis promesas y mis sueños...

¿Cuál será el mejor camino?

(Estoy seguro que dirías que tome aquél,

el que me lleve más lejos.)

No he sabido decir todo lo que pienso en ti,

ni he sabido hablar de amor:

tengo tanto qué contarte

que he perdido y que no encuentro,

y entre algunas de estas cosas

la frescura con que ideé mis planes

la primera vez.

He perdido la sorpresa

con que descubrí en la luna mi cabeza

--si se fue pensando en ti.

Y hasta el gusto de ser un irresponsable:

¡cómo pesan las palabras

cuando marcha uno detrás!

Y cuando soy yo quien tiene que decirlas.

Ojalá y que en esta noche

cuando menos me llegara tu reproche a dónde estoy

(por si había más que decir de lo que he dicho

y también por si lo dicho

se pudo decir mejor).

Pero no estás.

Y los que vienen no están para perdonarme

mis carencias personales

más bien vienen al concierto de esta noche

esperando lo mejor,

dororondororon.

Y yo tengo la cabeza en tantos lados,

canto para tanta gente,

y ahora pienso tanto en ti.

Y aún así me alcanza el corazón

para sentirlo todo

y hoy que me haces tanta falta solamente,

solamente me he querido repetir:

Cómo te extraño,

y cómo tengo miedo de perder tus pasos,

de extraviar en algún lado tus promesas y tus sueños...

¿Cuál será el mejor camino?

(Y al hacerme esta pregunta pienso en ti,

y en el camino que te traiga de regreso,

que te traiga de regreso,

que te traiga de regreso.)

over 4 years ago