Soy responsable de lo que digo

Episode 14,  Apr 14, 08:00 PM

Una persona es responsable de lo que ejecuta, pero lo que dice es igualmente importante. Hay quienes dicen, “Soy responsable de lo que digo, no de lo que entiendes” y es entendible, porque en el 90% de las ocasiones lo que decimos es lo que importa, pero que estas diciendo más allá de lo que dices, regularmente con tus acciones.

Las personas tenemos un deseo natural de sentirnos conectados emocionalmente con los demás. Con esa intención nos relacionamos y en esos intercambios es donde surge la posibilidad de múltiples interpretaciones y, por ende, de que tengan lugar los malentendidos.

Esto ocurre como consecuencia de que las interpretaciones son necesarias para comunicarnos y de que estas en sí mismas son diferentes y únicas en cada persona. Esto genera enfados, discusiones y rupturas afectivas.

“Entre lo que pensamos, lo que queremos decir, lo que creemos decir, lo que decimos, lo que queremos oír, lo que oímos, lo que creemos entender y lo que entendemos, existen nueve posibilidades de no entenderse”.

La distancia más larga entre dos personas es un malentendido
A veces los demás no nos entienden aunque les expliquemos las cosas mil veces. Es natural que busquemos reafirmar nuestros sentimientos, opiniones y creencias, pero estas necesidades emocionales no deben ser desmedidas y, por supuesto, no deben dificultar la intención de llegar a un entendimiento y favorecer las buenas interpretaciones.