300 millones de pesos en pérdida de subvenciones se registra hasta el momento en la región debido al paro estudiantil