No hay lugar para dos - Daniel Tejada

Nov 25, 2019, 01:00 PM
El Juego de la silla lograba generar en nosotros dos actitudes en simultaneo. El respeto y la traición. El respeto, porque mientras somos muchos, generamos algunas pseudos alianzas. El asunto es que al final, solo gana uno. No hay lugar para dos.  Dios tiene tantos propósitos con nuestra vida, tantas cosas para darnos, pero a la vez vivimos rodeados de situaciones que procuran quedarse con todo lo que Dios pensó para nuestras vidas. NO SE TRATA SOLO DE ALCANZAR, SINO DE HACER NUESTRO LO QUE DIOS TE DA. Dios bendiga tu vida con esta Palabra!