Bagnaia culmina el 'sorpasso'

Episode 67,  Oct 18, 2022, 10:10 AM

La vibrante y espectacular carrera de Australia nos dejó una victoria mágica de Alex Rins y una portentosa exhibición de Marc Márquez, culminando Pecco Bagnaia su asalto al campeonato.

Phillip Island nunca defrauda. Casi tres años tuvieron que pasar para que el Mundial de MotoGP volviera a ese incomparable escenario, en el que las carreras alcanzan una dimensión superior, y la del pasado domingo no fue una excepción. Uri Puigdemont y Germán Garcia Casanova analizan, en nuestro habitual podcast MotoGP, un gran premio en el que vivimos una de aquellas actuaciones memorables de Alex Rins, un corredor capaz de deleitarnos con exhibiciones de pilotaje tan exquisitas como, lamentablemente, escasas, batiendo a un no menos portentoso Marc Márquez, que, tras una larga travesía a consecuencia de su lesión, parece estar recuperando un nivel parecido al de antaño.

Pero si la lucha entre Rins y Márquez, sobre todo en la última vuelta, en la que se jugaron la victoria en un mano a mano que nos recordó al de Silverstone de 2019, fue espectacular, no menos importante fue el tercer puesto conseguido por un Pecco Bagnaia que en Australia completó el 'sorpasso' sobre un Fabio Quartararo cada vez más solo y desprotegido. Mientras el italiano aseguraba su asalto al liderato y, prácticamente, al título Mundial, el francés volvía a sufrir al manillar de una Yamaha incapaz de ofrecer respuesta a las Ducati, sufriendo una nueva caída que le deja, ahora, a 14 puntos de Pecco y con solo dos carreras por delante para tratar de reaccionar.

Tampoco fue para Aprilia el fin de semana soñado. Aleix Espargaró no tuvo las armas para poder desplegar toda su velocidad y se vio abocado a otra pérdida de puntos en su intento de mantenerse dentro de la lucha por el título. Para el español las opciones se agotan en un tramo final de la temporada en el que Aprilia no ha estado a la altura. La casa italiana ha dado un salto adelante monumental en el último año, pero ha llegado al tramo decisivo con la gasolina muy justa.

Con este nuevo escenario mundialista, ya nada ni nadie parece poder impedir que Bagnaia y Ducati asalten el título este próximo fin de semana en Sepang, una pista absolutamente propicia para las motos rojas que llevan desde 2007 persiguiendo el sueño de volver a ser campeonas de MotoGP