León Gieco

Jan 28, 2017, 10:00 AM

Hoy tenemos un invitado muy especial, uno de los cultores del rock acústico y del folk rock en este lado del mundo. Un músico que no se ha callado la boca para denunciar pero tampoco lo ha hecho para cantarle a la esperanza por medio del rock. Hoy nuestro búmerang irá y volverá para traernos los mejores episodios musicales de León Gieco.

Canción 1: Todos los caballos blancos

Empezábamos con Todos los caballos blancos del primer disco de León Gieco. Raúl Alberto Antonio Gieco o mejor, León Gieco llegó a Buenos Aires en 1969, con una guitarra y sin dinero, pero con un deseo vital de tocar rocanrol. Una perfecta comunión de talento y suerte lo amistarían con músicos como Gustavo Santaolalla y Lito Nebbia para grabar su primer disco: León Gieco de 1973. Escuchemos la canción Hombres de hierro de ese primer disco, una canción en contra de las fuerzas militares.

Canción 2: Hombres de hierro Canción 3: El imbécil

Escuchábamos El imbécil, una canción del disco Orozco de 1997, una vuelta al rock eléctrico por parte de León Gieco, hoy en “Rocanrol Búmerang”. Desde chico sintió afinidad por dos corrientes musicales: el rock, que le cambió la vida como a la mayoría de niños y adolescentes en los sesenta, y el folclore argentino, música muy rica y extensa. León fue motivado por la música a entender la situación social y política de América Latina y a exponer sus pensamientos al respecto. Escuchemos la hermosa canción En el país de la libertad de 1973, tal como la tocó 22 años después, en el desenchufado de 1995.

Canción 4: En el país de la libertad Canción 5: Pensar en nada

Pensar en nada de 1981, es la canción que acabamos de escuchar. Los ochentas significaron para León Gieco, el proyecto De Ushuaia a La Quiaca, tocando en todas las provincias argentinas, recorriendo 110.000 kms conociendo el vasto campo musical argentino. 450 presentaciones abarcarían la discografía de Gieco durante gran parte de esa década. León retomaría el rock en los noventa con el disco Mensajes del Alma, con la canción Los salieris de Charly, dedicada a su entrañable amigo Charly García, que le había regalado a él el clásico El Fantasma de Canterville quince años atrás.

Canción 6: Los salieris de Charly Canción 7: El fantasma de Canterville

León Gieco y su música fueron víctimas de los controles de censura durante el periodo de Reorganización Nacional argentino. Gracias a sus letras y a su estilo musical, folk rock puro, guitarras acústicas, la armónica prodigiosamente bien interpretada y la inclusión de ritmos nacionales, León se ganó el apelativo de “el Bob Dylan argentino”. Oigamos las canciones “semillas del corazón”, “John el cowboy” que es casi una broma, y luego Cinco siglos igual, una canción que conmemoró en 1992 el quinto centenario del descubrimiento.

Canción 8: Semillas del corazón Canción 9: John el cowboy Canción 10: Cinco siglos igual

Hoy nuestro invitado de honor en “Rocanrol Búmerang” es León Gieco. En 1981 Gieco editó el disco Pensar en Nada, que recogía las experiencias vividas durante su exilio. Una de esas experiencias es contada en la canción Bajo el sol de Bogotá. En una de sus visitas a la capital colombiana León quedó profundamente conmovido por los niños de la calle, los gamines, y a ellos les escribió la canción. Escuchémosla pero antes escuchemos el tema Los Orozco. Atentos porque la canción sólo usa palabras que únicamente contienen la vocal o, o de Orozco.

Canción 11: Ojo con los Orozco Canción 12: Bajo el sol de Bogotá

El disco Orozco de 1997 confirmó la importancia y compromiso de León Gieco en América Latina, grandes canciones e invitados hicieron de este álbum el inicio de una nueva etapa para León Gieco, sin duda, la mejor de su carrera llena de discos de rock magníficos y reconocimientos a granel que lo convirtieron en una verdadera leyenda. Umberto Pérez que me acompaña en los libretos y yo, Félix Sant-Jordi, nos despedimos con la canción El Embudo, un rock portentoso y contes...