1984

Jul 30, 2016, 11:12 AM

Hoy haremos un viaje de ida para recordar algunos acontecimientos y algunas de las mejores canciones del rock hispanoamericano en el año 1984. Bienvenidos.

Canción 1: Ni tú ni nadie Canción 2: Cuatro rosas

Comenzamos “Rocanrol Búmerang” con Alaska y Dinarama y su gran canción Ni tú ni nadie y luego Cuatro rosas de Gabinete Caligari, dos grupos representativos de la ‘Movida Madrileña’. En 1949 el escritor inglés George Orwell editaba su novela más representativa 1984, en la que imaginaba a la sociedad sumida en el totalitarismo. Llegado el 84 el panorama no era tan horroroso como Orwell describía en su novela; pero el mundo estaba partido en dos, la guerra fría polarizaba al planeta y la pobreza se comía al tercer mundo. Pero la música siempre presente hacía el mundo menos duro, en Suramérica aparecían dos magníficos grupos Legião Urbana de Brasil y Los Prisioneros de Chile.

Canción 3: Petróleo do futuro Canción 4: Sexo

Escuchábamos las canciones Petróleo do futuro de Legião Urbana y Sexo de Los Prisioneros. En 1984 el Rock Latinoamericano empezaba a dar importantes frutos a nivel continental, si bien el rock era fuerte en países como Brasil, Argentina e incluso México ya que exitosamente había sido asimilado y reproducido de manera genuina, países como Colombia carecían de un movimiento roquero con fuerza, continuidad y apoyo. En 1984 Alex Lora y su grupo El TRI, presentan Simplemente, su primer disco bajo ese nombre, dejando de lado para siempre el inicial Three Souls in My Mind. De ese disco escuchemos Mente roquera.

Canción 5: Mente roquera Canción 6: Pánico en el edén

Hoy en “Rocanrol búmerang” estamos repasando el año 1984 y las canciones del rock hispanoamericano que lo acompañaron. Escuchábamos al español Tino Casal, gurú máximo de la ‘Nueva Ola’ con la canción Pánico en el edén del álbum Hielo Rojo, el estribillo de esta canción fue tomado por la Organización Ciclística Vuelta España para adoptarla como himno de la edición de 1984. Musicalmente España se encontraba dividida en dos vertientes por un lado la ‘Movida Madrileña’ ponía a poguear y bailar a miles de jóvenes e invadía la prensa, el llamado ‘rollo’ ataviaba a otra cantidad de gamberros de cuero negro y heavy metal.

Canción 7: Campo de concentración Canción 8: Alguien Escuchábamos dos clásicos del hard-rock y heavy metal de España. Teníamos primero Campo de concentración, del disco Barón al Rojo Vivo, por supuesto, de Barón Rojo, el álbum grabado en directo en el Pabellón de los Deportes de Madrid, un hecho impensable en esos días para una banda de rock, lo que los consagró definitivamente. Y luego escuchábamos la canción Alguien del tercer álbum de Obús la banda “rival”, en buenos términos de Barón Rojo. Ambos grupos consiguieron poner a sonar sus canciones en el norte de Europa e Inglaterra por aquellos años. En argentina mientras tanto Charly García llevaba al tope de su carrera con Piano Bar, según muchos, el mejor disco de Charly.

Canción 9: Cerca de la revolución Canción 10: Amor descartable.

Escuchábamos las canciones Cerca de la revolución de Charly García y Amor descartable de Virus. La música pop de los años ochenta en países que se reencontraban con la democracia después de tristes y dolorosas dictaduras, simbolizaba una ruptura de cadenas y un renacer, así la música profunda cedía espacio para compartirlo con el hedonismo puro. En 1984 dos músicos españoles imprescindibles daban un giro total en sus carreras, Miguel Bosé abandonaba para siempre las baladas adolescentes y Joaquín Sabina dejaba la guitarra acústica para pasarse al rock. Escuchemos Sevilla y Pisa el acelerador.

Canción 11: Sevilla Canción 12: Pisa el acelerador

Mientras Argentina y España disfrutaban de un nuevo periodo, lamentables sucesos ocurrieron en 1984 como los asesinatos de Rodrigo Lara Bonilla, ministro de justicia colombiano e Indira Gandhi, la primer ministro de la India. Por otra parte el rock anglosajón producía discos increí...